La Casa de Bernarda Alba

La obra de teatro “La Casa de Bernarda Alba”, escrito por Federico García Lorca, demuestra una familia de mujeres en que existan mucha tensión. La cosa interesante es que todo el poder que las hijas de Bernarda tienen viene a través de secretos u hombres. Angustias, por ejemplo, anticipa que su libertad vendrá cuando se case. El poder de Adela viene del hecho que sabe que el amor verdad de Pepe es suyo, y que los demás no saben esto. Pierde una parte de su poder cuando Martirio sugiere que sabe su secreto, y cuando La Poncia le conseja que olvide su amor.

En contraste, Bernarda tiene muchísimo poder, tanto que todavía tiene control de las vidas de sus hijas a pesar del hecho que la más joven tiene veinte años. Controla aspectos tan personales como los hombres con que sus hijas pueden casarse; Martirio está amarga porque Bernarda no le dejó casarse con el hombre a que amaba. Todas las hijas están frustradas que no pueden vivir sus propias vidas, y también tienen miedo de su madre.

A la vez, la criada la Poncia tiene su propio tipo de poder, que implica la habilidad que tiene descubrir las secretas de las chicas y su influencia sobre Bernarda. Sólo es una criada, pero conoce muy bien a la familia. Cuando ve lo que pasa los el amor de Pepe y las chicas, habla con Bernarda, y Bernarda está enojada pero escucha lo que dice.

This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to La Casa de Bernarda Alba

  1. Julia Cotentin says:

    A mi me gusta tú análisis de esa obra.
    Sobre todo tú visión del poder que la criada la Poncia tiene. No me dio cuenta de su poder y de la influencia que tiene sobre Bernarda.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>