Qué emoción!

Este documental se trate de las vidas de un grupo de inmigrantes que viven en Kentucky. Vienen de países latinoamericanos. Algunos trabajan en una finca con los caballos.

Las personas en esta película eran interesantes. Había un chico joven que llevaba camisetas que eran demasiado grandes para él, que se encontró con una bailadora excelente. Había un hombre que la vida había derrotado–había perdido a sus hijos y sufría del alcoholismo. Y había otro hombre que se había casado con una mujer estadounidense.

Cosas que aprendí:

1. Algunos caballos cuestan 2 millones de dólares. Dios mío!

2. Los hispanohablantes les llaman a las personas de este país americanos, no les llaman estadounidenses, como yo había creído. Pero creo que el término estadounidense es más formal.

3. Muchas personas de Kentucky tienen un acento muy distinto.

4. Los empleadores en muchos casos se aprovechen de los trabajadores inmigrantes porque ellos tienen miedo de ser deportados si piden un sueldo razonable y justo.

 

Después de ver la película hablé con Rena, Claire por mucho tiempo sobre las películas, la inmigración, y también la vida de Oberlin.