Oda a la cebolla

¡Hola! Quiero publicar mi traducción de “Oda a la cebolla” de Pablo Neruda aquí para que ustedes pueden comentar. ¿Hay cosas que cambiaría si fuera suyo? ¿Hay palabras o líneas que son confusas? Voy a publicar el original (de Neruda) y entonces mi traducción.

Aquí está el original:

Oda a la Cebolla

Cebolla
luminosa redoma,
pétalo a pétalo
se formó tu hermosura,
escamas de cristal te acrecentaron
y en el secreto de la tierra oscura
se redondeó tu vientre de rocío.

Bajo la tierra
fue el milagro
y cuando apareció
tu torpe tallo verde,
y nacieron
tus hojas como espadas en el huerto,
la tierra acumuló su poderío
mostrando tu desnuda transparencia,
y como en Afrodita el mar remoto
duplicó la magnolia
levantando sus senos,
la tierra
así te hizo,
cebolla,
clara como un planeta,
y destinada
a relucir,
constelación constante,
redonda rosa de agua,
sobre
la mesa
de las pobres gentes.

Generosa
deshaces
tu globo de frescura
en la consumación
ferviente de la olla,
y el jirón de cristal
al calor encendido del aceite
se transforma en rizada pluma de oro.

También recordaré cómo fecunda
tu influencia el amor de la ensalada
y parece que el cielo contribuye
dándote fina forma de granizo
a celebrar tu claridad picada
sobre los hemisferios de un tomate.

Pero al alcance
de las manos del pueblo,
regada con aceite,
espolvoreada
con un poco de sal,
matas el hambre
del jornalero en el duro camino.
Estrella de los pobres,
hada madrina
envuelta en delicado
papel, sales del suelo,
eterna, intacta, pura
como semilla de astro,
y al cortarte
el cuchillo en la cocina
sube la única lágrima
sin pena.
Nos hiciste llorar sin afligirnos.

Yo cuanto existe celebré, cebolla,
pero para mí eres
más hermosa que un ave
de plumas cegadoras,
eres para mis ojos
globo celeste, copa de platino,
baile inmóvil
de anémona nevada
y vive la fragancia de la tierra
en tu naturaleza cristalina.

Aquí está mi traducción:

Ode to the Onion
 
Onion
luminous vessel
petal by petal
your handsomeness formed,
you grew crystal scales
and in the secret of the dark earth
your dew-belly rounded.
 
Below the ground
was the miracle
and when your 
clumsy green stem appeared,
and your leaves were born 
like swords in the garden,
the earth garnered power
showing off your ghostly nakedness,
and like the distant sea swelled,
raising Aphrodite’s breast and
spreading the magnolia,
so the land
made you,
onion,
clear as a planet,
and destined
to glow,
constant constellation,
round water-rose
on the table
of the poor.
 
Generously
you undo 
your fresh globe
in passionate marriage
to the cooking pot,
and your glass strands
in the burning heat of oil
become curled and golden feathers.
 
I will also remember your
fertile contribution
to the salad’s love;
the sky seemed to 
give you the form of hail
in celebration of your minced brightness
sprinkling the hemispheres of tomato.
 
But in the grasp 
of the people’s hands,
full with oil,
dusted with a bit of salt,
you quench the hunger
of the hard-walking journeyer. 
Star of the poor,
fairy godmother
wrapped in brittle
paper, salt of soil,
eternal, intact, pure
as an astral seed,
the cut
of the kitchen knife
draws out
the only sorrowless tear.
You have made us weep without grieving. 
 
I have praised all that exists, onion,
but to me you are 
more beautiful than a bird
of flashing feathers,
in my eyes you are
a celestial globe, a platinum goblet,
the immobile dance
of the wildflower in winter,
and the fragrance of the land
lives in your earthly crystal.

2 Responses to Oda a la cebolla

  1. Rena Branson

    ME ENCANTA ESTA POEMA. Leíla en mi clase de CRWR 110 durante mi primer año en Oberlin y me fascinó tanto. Me gusta que has dicho: “your dew-belly rounded” en vez de “your belly grew round with dew,” que es una traducción más común (y menos interesante). Eres muy creativ@. También me gusta que tu traducción es compacta–muchas veces, los textos en inglés tienen muchas más palabras que los españoles.

  2. Gracias Rena!