El Road Trip pt. 5: dos dias en una paisaje invernal

El ultimo parte de nuestro road trip fue una estancia de dos días en una cabaña en Deep Creek Lake, Maryland con dos amigos nuestros. Deep Creek Lake, Maryland es mas o menos un pequeño pueblo de ski en las montañas del noroeste de Maryland. Es un lugar bonita, con un lago que es profundo, así que el nombre de pueblo.

Un amiga de Deeter y yo estaba pasando una semana en una cabaña allí por las vacances de primavera con su novio, qui es un otro amigo mio. Nuestro amiga, Kiri, me dijo antes de nuestro viaje que pasaríamos muy cerca de ellos en nuestro retour, y debemos quedarnos con ellos por dos noches porque la cabaña era muy grande.

Cuando llegamos, descubrimos una cobija de nieve mas de un pie de profundidad! Aunque era el final de marzo, el tiempo era como las vacances de invierno, no primavera. Pero, por nosotros, esto estaba bien. La cabaña era perfecto por el invierno. Había un jacuzzi afuera, muchas sofás comadas, viejos películas de nuestros infancias en VHS, muchas juegos de mesa, y rompecabezas.

la cabaña

Pero la cosa el mas raro (y posible el mas divertido y ridiculo) era el “Cocomotion,” una machina de cocina solo por hacer de chocolate caliente. Creo que es posible el menos utile electrodomestico que he visto en mi vida, pero el chocolate caliente era ciertamente delicioso.

el "Cocomotion"

Pasabamos dos días allí de las vacances perfectas. Nosotros hicimos rompecabezas y juegos de mesa, comemos mucho (probablamente demasiado), pasamos mucho tiempo en el jacuzzi, jugamos en el nieve, y miramos viejas películas para niños, todo en la compañía   de amigos buenos. Era totalmente relajante y idílica, se podría decir. Al final, Deeter y yo no queríamos dejar.

Pero, dejamos. Después de excavar el coche de la nieve, por la mañana el jueves salimos de nuestro idílico escondite y empezamos en el camino por Oberlin.

Mas tarde, cuando yo estaba pesando en estos dos días me di cuenta que no era Deep Creek Lake que había hecho estos días memorable y perfecto, y no había la clima o la cabaña. Todos de estos elementos eran buenos, y ciertamente me alegré mucho, pero ellos eran casi el opuesto de lo que hemos anticipado. Creo que la razón que nosotros divertimos tan mucho era la compañía. No es donde estas que haces la diferencia entre un buen tiempo y un tiempo memorable, pero con quien estas.

La gente hace la experiencia. Creo que si hay un “lección” de mi road trip, es esto. Valore sus amigos porque ellos hacen tus memorias. :)

mis amigos, que me hacen sonreír

This entry was posted in mis aventuras and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.