Una hamburguesa con pensamientos

Si pudiera pedir un hijo como pido una hamburguesa, no sé exactamente que quisiera. Me gustaría que tuviera algunos rasgos. Quiero un hijo (o hija) muy agradable y amable. Me gustaría que hiciera cosas interesantes que le interesa mucho, no quiero un hijo que se sienta todo el día. Quiero que mi hijo le encantare la naturaleza y el trekking. ¡Tan pronto como es seguro, iremos de excursiones! También ojala que mi hijo tuviere un curiosidad para el mundo y su alrededores. Si es posible, quiero que mi hijo está pensativo y apasionado. Es importante que el usará su cabeza y su corazón.

Puedo continuar, pero en el fin, no me importan mucho las características de mi hijo del futuro. Como dicen los clichés, “solo quiero que estará feliz.”