Estoy en apoyo de la legalización de las drogas moderatas como la mariguana, porque ahora la aplicación de los leyes usa mucho dinero y también usa los recursos de los tribunales y los cárceles. La despenalización mejoraría la situación, pero aún, el cultivar y vender de las drogas sería ilegal. Si el gobierno quiere reducir y controlar el uso de las drogas, pienso que necesite legalizarlas, y entonces regule el mercado. También, pienso que el gobierno necesite crear más programas de educación sobre las drogas y de rehabilitación.