Si pudiera pedir un hijo como piden una hamburguesa, ¿cómo les gustaría que fuera?

Es una pregunta extraña, y pienso que no querría pedir mi hijo como una hamburguesa porque parte del “mágico” de ser un padre (o, como oigo) son las sorpresas. Pero, si tuviera que pedirlo, querría una niña que se parece a su padre y mí. Ella le gustaría leer y jugar afuera, y ella podría contar o aprender un instrumento musical (yo no puedo). También, ella tendría un sentido de humor muy fuerte. También, pediría una hija que no pueda llegar a ser enferma, porque si tenemos la tecnología para clonar, entonces también podríamos proteger los niños de todos enfermedades, ¿no?