El Pueblo Nuevo

El Pueblo

La casa era diferente. No había flores, no había Rosa, la chupacabra y no había la Bruja. De hecho, no había nadie.

-¿Hola?- Jaime gritó.

No había una respuesta. Jaime caminó por la casa pero no encontraría nadie. De repente estuvo en el jardín. En el rincón del jardín, cerca de las rosas había el Caballero Azul. Jaime no quería hablar con el Caballero, simepre quería ver la verdad. El Caballero Azul estaba el líder de Pintin. Jaime no supo donde la Bruja estaba, pero ella no estaba aquí. Jaime no entendió. El hombre viejo mintió. El pueblo era muy diferente sin la Bruja y Jaime no pensó que estaba mejor.

Necesitó salir. Jaime caminó por la casa y por la puerta verde hasta estaba afueras de la casa del Caballero. Caminó por los calles y notó los ciudadanos de Pintin por la primera vez esta día. Las fantasmas estaban jugando a las damas. El hombre lobo estaba saliendo una tienda con dos bolsas enormes. Y la hada en el edificio con la ventana grande estaba haciendo galletas. El pueblo era el mismo. Las personas no parecían más o menos contentos. Sí, el pueblo parecía diferente pero, para los ciudadnos, no había una diferencia grande. El hombre viejo tuvo razón. Jaime decidó que estaba el tiempo para salir.

Espero que el pueblo encontre una solución, pero no quería regresar otra vez. Jaime salgó y nunca regrese.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>