El Pueblo Extraño

El Pueblo Extraño

Había una vez, hay un niño curiosio. Se llamamba Jaime y se encantaban los cuentos de hadas. Un día Jaime, su hija menor y su mamá se mudieron a un pueblo pequeño en la campa de España. El padre de Jaime había muerto el mes pasado y por eso la familia necesitaban mudarse. La casa neuva era pequeña y oscura. Jaime no le gustaba y quería explorer el pueblo pequeño a la cima de la colina. Su mamá le dio su permiso pero dijo que Jaime debía regresar a la casa para la cena a las seis en la noche. Jaime salgó.

El pueblo era bonito. Había flores y colores por todas partes. Los flores crecían en lugares extraños, como los caños y las ventanas. Jaime estaba mareado con el olor dulce de los flores. La puebla era muy agradable. Los edificiois eran rosados y violetas y amarillas y todos tenían luz y ruido. Jaime oyó música y risas en una idioma extraña. Era bonita pero inquietante.  También había muchas personas y criaturas interesantes. Él vió dos hombres viejos que estaban jugando a las damas. Pero los hombres eran claros. De repente Jaime realizadó que los hombres eran fantasmas. Cerca de las fantasmas había una casa amarilla y una ventana grande. En la ventana Jaime vió una niña pequeña con vuelos que estaba haciendo las galletas. ¡La chica era una hada! También Jaime vió un hombre muy peludo que estaba saliendo una tienda con dos bolsas enormes. Jaime pensaba que el hombre era un hombre lobo.

De pronto, Jaime estaba a las afueras del pueblo. Solo había un edificio morado adelante y estaba el edificio más grande del pueblo. Por algun razón Jaime necesitaba abrir la puerta roja. Cuando la abrió él oyó una voz extraña que dijo

-He estado esperando por ti…-

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>