4

 

Y así empezó la vida nueva del señor Gordon.

Abría los ojos, Gordon, al amanecer,

hoy es ayer es mañana es antier

es lunes es viernes es domingo

es la noche es la tarde,

escúchame, Donna, cómo canto.

Un dedo, soy yo, otro dedo, no soy yo.

Un dedeo, eres tú, otro dedo, ya no eres tú.

¿Corto, Donna, o pellizco?

Y le ponía su mano en la cadera,

y luego sola su mano bajaba

hasta la orilla de calzón

y luego sola se metía y caminaba

con sus cinco dedos hacia el pelo

y ahí se detenía:

déjame, Gordon, le pedía Donna

y la mano su sumía entre los pelos

y clavaba uno de sus dedos largos en la ranura,

no soy yo, Donna, es mi mano

y Donna lo empujaba

y salía gritando de la cama.

Voy a amarrarte esa mano,

te la voy a atar a tu cuerpo, a ver si aprende.

 

Y así también empezaron las noches nuevas de

Gordon,

la cuerda en la mano derecha primero,

después en la izquierda, con tela en los puños

cerrados, para no lastimarte, repetía Donna,

Es sólo un juego, Gordon, mi animal, mi animalito.

Gordon le sonreía con las manos estiradas

al frente y otra vez le cantaba

desde el principio

a Donna

su canción.

 

Me gusta este poema. Yo pude entender este poema mejor que el anterior. No necesariamente entiendo en contexto de la serie completa, pero yo entiendo lo que está pasando en el poema. El poema as muy sexual y es sobre la relación sexual entre Gordon y Donna. En este poema Gordon y Donna comienzan a practicar el bondage. Es muy interesante porque antes en la serie los personajes habían sido violentos y el tono era sexual, pero ahora la violencia es explícitamente sexual. La linea, “Gordon, mi animal, mi animalito” estaba en el primer poema. Y entonces, la repetición de la linea es muy eficaz porque la segunda repetición cambia el significado de la primera usa de la linea.