Archives for the month of: November, 2012

Hoy hablé con una profesora de español en Skype para evalúa mi español y me coloca en una clase. Nosotros hablamos por quince minutos y lo estuvo muy felicidad e interesante. Hablamos de mi casa en Nueva York, el tiempo en Ohio, el lugar de Oberlin, el desierto en Tucson y las problemas del medio ambiente y agua en la región, y mis expectaciones para la clase y el próximo semestre en total. Reunido con la profesora fue muy emocionante y me hizo emocionado por el próximo semestre.  Ella estaba muy simpático y me hizo sentir muy cómodo. Aunque la conversación no estuve perfecto, la es un testamento de mi proyecto final. Mi capacidad de conversar por quince minutos muestra mi progreso.

 

Aquí está el enlace a mi grabación de un poema de Tedi López Mills y mi respuesta al poema.

 

Aquí es mi repuesta a la película Cocalero. Por favor, escuche y responda a través de soundcloud o mi blog! Gracias!

Aquí es el siguente poema por Mills en el libro. Me gusta este poema mucho. Es muy surrealista, pero evoca muchas emociones. En el comienzo del poema el tono es lento y ritmo. Cuando Gordon empieza a hablar, el tono se vuelve frenético y rápido. El final es muy asustadizo. Las líneas “perdón, te pido, y mil veces perdón,/hasta que ella lo levantaba de la tierra/y lo metía en la casa y lo lavaba y lo acariciaba/eres mi animal, mi animalito/y le tocaba los labios con la punta/de un trapo y le decía en susurros,/Gordon, te odio, y él se reía” son devastadores. Este poema es muy absurdo, pero es muy bonito. Me gusta mucho la línea “la boca negra, la inmensa boca.” Ete línea es muy fuerte.

1

 

En la primera mañana de su vida nueva

el señor Gordon (santo señor Gordon)

hacía dibujos para los nietos de sus vecinos

y atildaba el jardín para su esposa, Donna:

 

mira lo que planté hoy – le decía –

heliotropos y rosas y malvones para ti,

lodo para mí, palabras y gusanos para ti, guijarro

o qué tengo aquí, ¡vidrio! una gota de sangre,

Donna, mi sangre para ti.

 

Así jugaba el señor Gordon en su jardín

en las afueras de Fullerton, California,

jugaba y luego lloraba tirado en la tierra

con su gota de sangre,

la boca negra, la inmensa boca

vengando esa mancha súbita,

innecesaria mancha de silencio,

después del vidrio en la cara,

la cara suave de Donna:

perdón, te pido, y mil veces perdón,

hasta que ella lo levantaba de la tierra

y lo metía en la casa y lo lavaba y lo acariciaba

eres mi animal, mi animalito

y le tocaba los labios con la punta

de un trapo y le decía en susurros,

Gordon, te odio, y él se reía.

Esta Noche he leído una poema por una poeta que tradujo el semestre pasado para mi clase de traducción. El poema es parte de un libro de poesía narrativa se llama Muerte en la rúa Augusta. Cada poema es una sección numerada de la narrativa total. La poeta se llama Tedi López Mills, ella es de la ciudad de México.

Aquí es el poema:

0

Sobre el cadáver del señor llamado Gordon

(junto a una alberca, bajo un árbol)

se halló un trozo de papel donde alguien,

quizá hasta el propio Gordon,

había garabateado las palabras:

“Anónimo dijo: esto ni se lee ni se entiende”.

 

Pienso que este es un poema muy complejo, interesante y siniestro. Mills comienza su libro con el cadáver del Gordon, pero los poemas siguientes se refieren al personaje de Gordon cuando está vivo. Me gusta mucho el paréntesis y los detalles del lugar.

Esta noche ha visto otro episodio de Recero en español. Vi el episodio: “Mala Suerte.” Esta vez fue más fácil para mí entender. No se porque, pero yo entendí las palabras que usa en el episodio y la trama en total. En una parte del episodio Gus se dice: “ya no lo soporto” y más tarde T.J. se dice: “¡no puedo soportarlo!” Yo pude entender las frases porque en clase Profesora Sawhill nos dijo que “soportar” no significaba apoyar, pero significa tolerar. Me gusta este episodio porque es sobre la diferencia y la importancía de inclusión.

Aquí es la enlace por el episodio:

http://www.youtube.com/watch?v=YkohmnH-3vQ&feature=related