Evanne Gordon's Blog

An Oberlin course blog

Evanne Gordon's Blog header image 1

¿Viviendo sin el pasado?

December 16th, 2010 by Evanne Gordon · No Comments · Uncategorized

Cuando viajé a Argentina y a Chile en el invierno de 2009-2010, no sabía yo nada de las historias de estos países además del fondo que me dio el profesor Volk en su clase de introducción a la historia de America del Sur.  Visité al sitio del Palacio de la Moneda y mi amiga menciona algo de ua memoria que tuvo ella de leer o oír del ataque allá, pero no me pudo relatar los detalles del evento. Calculé que había ocurrido un derrocado político y nos rumiábamos un rato la lucha de poder que todos humanos del mundo moderno puede comprender. Nadie paró para explicarnos lo que miramos. La gente con que bailábamos y charlábamos en las calles de Santiago no nos preguntaron, “¿chicas, sabéi’ de lo que pasó aquí en los años setenta?”  Ni nuestros amigos en Mendoza ni sus padres viejos mencionaban a ningún tiempo un pariente o amigo desaparecido, ni un comento de los años de la dictadura militar.

Aunque estoy segura que los asuntos de estos períodos traumáticos pueden ser facilmente hallados con las preguntas apropiadas (o, tal vez, alguna pregunta en primer lugar), me parece bien que la posición central que tuvieron estos asuntos en la sociedad diara se ha menguado muchísimo.  Quizás esta observacíon es un poco obvio porque el paso de tiempo por naturaleza pone los eventos del pasado en sus posiciones del pasado, y lo que a una vez se consumió al público usualmente pierde su omnipresencia después de bastante tiempo. O el lector puede decir, “Por supuesto no se diste cuenta de los legados de las dictaduras– eres extranjera y la presencia del pasado es sutil y casi imperceptible para los que no lo experimentaron.”

Aún así, si los efectos psicológicos de las dictaduras aún se mantuvieran sus posiciones principales en las mentes y las corazones del pueblo, pensarías que el asunto aparecía en por lo menos una conversación en el espacio de un mes en Chile y Argentina. Escogo ver esto como buenas noticias del proceso de reonciliación que hemos estudiado en clase– me parece que por la gran parte la gente ha llegado a un estado en que pueden vivir sin que los afectos malos del pasado pueden dominar las vidas del presente.  No estoy diciendo de ninguna manera que han olvidado.  Solo que de me experiencia rudimentaria, estas sociedades están teniendo o han tenido algún éxito en volver a la “normalidad,” y esto me da allegría y esperanza.

Tags:

No Comments

You can leave a comment using the form below.

Leave a Comment