Evanne Gordon's Blog

An Oberlin course blog

Evanne Gordon's Blog header image 1

Alicia Partnoy en castellano

October 20th, 2010 by Evanne Gordon · No Comments · Uncategorized

Cuando estaba leyendo el testimonio de Partnoy no pude menos que preguntarme sobre el propósito de su catálogo calificativo de los guardias de la villa Devoto.  Aunque el informe en total es menos emocionante de sus memorias literarias representadas en el libro La Escuelita, las otras partes de la explicación sirven para mostrar objectivamente las atrocidades que ha cometido el ejercito de Argentina contra los derechos humanos y por eso, para mí, son más efectivamente en comunicar su historia.  Esta relación, por otro lado, es simplemente una lista de algunos hombres y sus rasgos físicos, y para algunos, una descripción de su comportamiento en el campo.  Algunos razones que puedo inventar para la inclusión de esta sección son por uno, para hacer público las identidades (si no los nombres) de los hombres que les torturaron a Partnoy y sus amigos y relaciones.  O quizás la Partnoy del libro La Escuelita está compartiendo los imágenes robados que recopiló ilegalmente de las rendijas de su venda floja. Sin embargo, las picturas de esos hombres da al horror del regimen una cara tangible y nos recuerda que fueron humanos que trató con tanto avidez de disolver la humanidad de una gran sección del pueblo argentino.

También me gustaría dirigir la línea en que Partnoy dice, “sólo recuerdo la mirada de odio del que debía ser el jefe de la operación” antes de que ella está traslada por camión a la escuelita.  Este odio, que podemos bien comprender en el revés en el caso de los “subversivos” odiando a sus captores, es un odio ideológico que necesitaron tener los militarios para cometer los actos que sí comitieron.  Sin la concepción de este odio idelógico, las víctimas del regimen no tendría el temor apropriado del alcance de la reacción violenta del ejército. Anita, la activista agraria a quién entrevistó Marguerite Feitlowitz en A Lexicon of Terror reportó que “no tenemos ninguna idea que nos odiaron.” Y entonces aunque en realidad no habían haciendo nada subersiva, como otros innumerables, se cayó.  Partnoy anticipó la acción de su captura gracias al odio que tuvo los poderosos para su punto de vista política, y en el momento de su secuestro parece que esta mirada entre el jefe y ella provee justificación para el desastre que va a seguir.

Tags:

No Comments

You can leave a comment using the form below.

Leave a Comment