9 septiembre 1968 / Primer Post

Hola, ¿cómo les va?  Me llamo Maga Aliaga Alayón.  O sea—mis papás me nombraron Magdalena cuando nací hace 28 años porque les pareció un título “real”—y re español—pero por favor, llamáme Maga—todos lo hacen.  Cuando tenía nueve años y todavía no sabía nadar, me caí en el Lago Rosedal y, como si de un milagro, sobreviví después de 64 segundos debajo del agua.   Era Maga desde entonces.

Mis padres, Agustín y Ana, son de España, pero yo nací acá en Capital.  Mi papá es jefe de una unión obrera metalúrgica, y mi mamá trabaja como secretaria en la sede de la unión.  Naturalmente, los dos son bien Peronistas.  Ellos no lo saben, pero recién, me estoy debatiendo con el Peronismo.  Mis pares de la facultad van más y más a la izquierda, hasta que se haga borroso el borde entre el Peronismo y el socialismo… siento que los valores de mi generación se están rompiendo del pasado.

Vivo en la calle Sánchez de Bustamante en Recoleta de la ciudad de Buenos Aires.  No me gusta decir que vivo en Recoleta, porque el barrio tiene la reputación de ser re cheto, especialmente entre la juventud y los estudiantes.  Soy estudiante de sociología; trabajo en una tienda de artesanía en Palermo y curso en unas clases de danza africana en la avenida Scalabrini Ortiz, pero paso la mayoría del tiempo en la sede de ciencias sociales de la Universidad de Buenos Aires.  Ya he cursado siete años, pero les juro, tengo la intención de graduarme al fin de este año escolar.  No sé exactamente que seguirá—si trabajaré en una embajada o como académica o meramente vivir en mi cama infantil con la comida que compraron mis papás hasta cincuenta años.  Qué horror.  A mi edad, muchos se van de las casas de sus padres, pero yo estoy lamentablemente atorada.  Bueno, me conviene la locación porque estudio en la facu cercana, trabajo en una tienda cercana, y además, ya no tengo la plata para mudarme.  Por lo menos, mi novio Maxi de tres años es un dios total: me apoya con su fuerza y su tranquilidad, en todo, siempre.  A veces, el clima político de estos tiempos me lleva a la locura, y creo que los únicos en que confío son Maxi y la danza.

Saludos–

Maga

1 thought on “9 septiembre 1968 / Primer Post

  1. ssvolk says:

    Hola, Maga. Pero que cuenta más chévere de tu nombre, no? Te salvaste como, bueno, una maga! Yo estoy bien lejos, en Bogotá, Colombia, pero de vez en cuando leo noticias de Argentina en los periódicos. Me encantaría visitar algun día – quizás tu y Maxi pueden servir como guías! Bueno, hasta muy pronto.

Leave a Reply to ssvolk Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *